FRIEDRICH VON SCHILLER

En la obra de arte verdaderamente bella, la forma lo es todo, el contenido no es nada: Si la forma aniquila a la materia (contenido) es una obra maestra, es bella.

“La belleza conduce al hombre, que sólo por los sentidos vive, al ejercicio de la forma y el pensamiento; la belleza devuelve al hombre sumido en la tarea espiritual, al trato con la materia y el mundo sensible.”

Según Schiller lo bello consiste en librarnos de las pasiones. Si el espectador está tenso o deprimido, acostumbrado a entender con los sentidos, ante una obra maestra lo que hará es desglosar sus partes desde un punto de vista moral y físico, no es lo que debiera ser, estético. Una obra de arte con un fin moral didáctico está fuera de lo bello. Esto significa que el contenido no debe socabar la forma estética de la obra, porque el ser humano trabaja con sus sentidos físicos, la obra debe ser tan estéticamente perfecta (en forma) de tal manera que quien la vea comience a pensar y reflexionar a través de la forma, ser sensible ante la forma.

GEORG W. F. HEGEL

Pensar la vida. “Unión de lo objetivo con lo subjetivo”

Lo racional es real y lo real es irracional.

Dialéctica.Tesis+antitesis=sintesis. Teoría del amo y el esclavo. Dios ha muerto:El Arte es la intuición, La Religión es lo absoluto y es posible llegar a este por medio de la intuición (arte) y La Filosofía es el concenso, el idela final, la síntesis.

“Lo bello es la escencia realizada…el verdadero fin del arte es, por consiguiente, representar lo bello, revelar esta armonía”

Es halagador que Hegel defina la belleza como escencia realizada, que es representada con el arte, el medio para llegar a lo absoluto, la idea materializada. Se podría pensar que Hegel confiere un poder místico a los creadores, lo cierto es que una artista cada vez que concibe una idea, concibe algo nuevo que no había existido jamás y nadie nunca antes había visto, es comparable con la idea del dios creador de cualquier religión.    La teoría del amo y el esclavo demuestra la dialéctica de Hegel, la tesis, el amo; la antítesis, el esclavo, que después de una revolución se da la síntesis y el esclavo se hace amo y el amo se torna esclavo. En la civilización esto es de nunca acabar, si estudiamos la historia detalladamente, podremos observar que todo el proceso de su desarrollo es “hegeliano” o dialéctico, Egipto es conquistado y se hace esclavo de Oriente que se funde con Grecia, luego Grecia es conquistada por Roma y luego a Roma la conquistan los bárbaros…hasta nuestros días, América fue conquistada por Europa y ahora América (Estados Unidos) conquista Europa.

KARL MARX

El arte es producto de la sociedad, mientras sea socialista, es bello.El artista debe representar la realidad histórica, es decir, arte comprometido.

” La supresión por alienación significará para el hombre el retorno a su existencia humana, es decir, social. No se da en relidad arte por el arte, ni existe el arte por encima de las clases, ni hay arte que se desarrolle fuera de la política o independientemente de ella.”

Así como el trabajo del proletariado es alienado, hoy en día el artista es alienado por el marchante (plusvalía). Cuando la utopía del socialismo empezó su trayecto, se quería una sociedad para todos, sin diferencias de clases donde los ricos no eran ricos, sino los pobres eran ricos al igual que los ricos, y ya las artes no serían un medio de supervivencia, un trabajo, sino un goce, pero un goce con estética restringida. Pero en mi opinión esto va en detrimento de las bellas artes, si bien éstas se convirtieron en un negocio, al fin y al cabo eran libres, sin restricción alguna (Picasso pudo descomponer la pintura del Renacimiento). En una sociedad como esa sería imposible “crear” en todo el sentido de la palabra, porque el arte es subjetivo, ilimitado, aunque proviene del interior emocional del hombre, el arte modifica las costumbres y las formas de pensar de los pueblos. Esto lo podemos notar en nuestro tiempo, en que la globalización económica influye no sólo en la economía sino que también en la cultura aunque no queramos aceptarlo. Los artistas de este tiempo ya no representan al nacionalismo, ya no representan a un pequeño país -Costa Rica- sino que copian el arte Europeo y lo trasladan (o lo trasladamos) a nuestra cultura y con ello ganan bienales y premios. Yo les llamaría artistas del G8, pero hablando un poco de la filosofía marxista, lo único que rescataría de ella es la parte que habla de arte del pueblo y para el pueblo, porque el arte tampoco debería ser elitista.

FRIEDRICH ENGELS

La obra de arte ya sea poesía o pintura debe ser sin formulismos, esta debe hablar por sí misma con su estética sin necesidad de dar explicaciones.

“Mas creo que la tendencia debe surgir de la situación y de la acción en sí mismas, sin que esté explícitamente formulada, y el poeta no está obligado a dar hecha al lector la solución histórica futura de los conflictos sociales que describe.”

Es importante lo que se indica en estos textos. Si una obra no es capaz de transmitir su ideal por medio de su imagen (en el caso de la pintura), esta no tiene remedio, porque si se explica se vuelve como un manual de acción para el espectador, lo cual es aburrido y didáctico, algo a lo que está acostumbrado el mundo, cuando el arte es algo que sobresale de lo común y edifica al hombre. No sé si es por proteger una identidad o bien evitar problemas políticos el motivo por el cual Engels escribe esta carta a la autora del libro “Los Viejos y los Nuevos”, pero me parece que una novela del tipo socialista debe ser totalmente directa, sin esconder tras la estética los principios revolucionarios por los cuales lucharon la clase obrera. A los burgueses les parecería “agradable” el leer estas historias sobre la vida de los trabajadores, en vez de tomarlo como una amenaza que podría revolucionar su capitalismo.

SIGMUND FREUD

El arte es el camino de retorno que existe desde la fantasía a la realidad donde el artista es
un introvertivo neurótico.
“Animado de impulsos y tendencias extraordinariamente enérgicos, quisiera conquistar honores, poder, riqueza gloria y amor, pero le faltan los medios para procurarse esa satisfacción…el verdadero artista consigue algo más. Sabe dar a sus sueños diurnos una formas que los despoja de aquel carácter personal…para disfrazar y suprimir …las represiones.”
La pérdida de la libertad, la que tenemos desde el punto de vista natural, por trocarla hacia nuestros intereses de desarrollo material hace que los humanos de esta Tierra seamos seres reprimidos. Al no poder tener el alcance económico que pueden tener otros, o bien estos otros al no poder alcanzar sus ideales de convertirse en dioses, genera un mundo de ideas concientes e inconcientes que Freud llama fantasías. El soñar despiertos con aquella persona amada o con aquel viaje alrededor del mundo hace que nos obsesionemos, nos angustiemos con astenia hasta la histeria. Freud dice que estos síntomas son principios de neurosis provocados por la represión introvertida a que nos sometemos con nuestros ideales.
Si bien todas las personas soñamos con esas irrealidades, yo pienso que el artista tiene una gran ventaja, puede llegar a representarlas, puede extrovertirse y así, por lo menos hacerlas tangibles a los sentidos (una escultura de esa mujer, la pintura al óleo de ese lugar tan soñado). Me gusta ser neurótico con esas neuronas tan soñadoras.

El arte es el camino de retorno que existe desde la fantasía a la realidad donde el artista es un introvertido neurótico.

“Animado de impulsos y tendencias extraordinariamente enérgicos, quisiera conquistar honores, poder, riqueza gloria y amor, pero le faltan los medios para procurarse esa satisfacción…el verdadero artista consigue algo más. Sabe dar a sus sueños diurnos una formas que los despoja de aquel carácter personal…para disfrazar y suprimir …las represiones.”

La pérdida de la libertad, la que tenemos desde el punto de vista natural, por trocarla hacia nuestros intereses de desarrollo material hace que los humanos de esta Tierra seamos seres reprimidos. Al no poder tener el alcance económico que pueden tener otros, o bien estos otros al no poder alcanzar sus ideales de convertirse en dioses, genera un mundo de ideas concientes e inconcientes que Freud llama fantasías. El soñar despiertos con aquella persona amada o con aquel viaje alrededor del mundo hace que nos obsesionemos, nos angustiemos con astenia hasta la histeria. Freud dice que estos síntomas son principios de neurosis provocados por la represión introvertida a que nos sometemos con nuestros ideales.

Si bien todas las personas soñamos con esas irrealidades, yo pienso que el artista tiene una gran ventaja, puede llegar a representarlas, puede extrovertirse y así, por lo menos hacerlas tangibles a los sentidos (una escultura de esa mujer, la pintura al óleo de ese lugar tan soñado). Me gusta ser neurótico con esas neuronas tan soñadoras.

FRIEDRICH NIETZCHE

Nietzche concluye que todo artista es un imitador de la vida, y, en consecuencia, un artista dionisíaco de la embriaguez (una animal de la naturaleza), o un artista apolíneo del sueño (el humano civilizado).
“¡Glorificación y transfiguración de los medios de horror y de los espantos de la existencia, considerados como remedios de la existencia!. ¡Vida llena de alegría en el desprecio de la vida!. En este nivel de conocimiento no hay más que dos caminos, el del santo y el del artista trágico: ambos tienen en común el que aún poseyendo un conocimiento clarísimo de la nulidad de la existencia, pueden continuar viviendo sin barruntar una fisura en la visión del mundo.”
El filósofo Nietzche estudió la filosofía de la antigua Grecia, y allí encontró la clave para descifrar el mundo que le rodeaba. En mi opinión, es importante su visión: Dionisio (embriaguez) y Apolo (mesura), juntos forman un ser equilibrado donde el uno no existe sin el otro. Esta dualidad es eterna hasta el fin de la humanidad (la noche, el día) y precisamente esos enigmas son los que los artistas representan en sus obras, yo creo, que el artista se inspira cuando está ebrio, y produce cuando está sobrio, es decir, el artista es un santo y a la vez un demonio. Este concepto de demonio o desenfreno humano hizo que Nietzche fuera considerado el “nihilista europeo”en una sociedad cristiana donde la moral jugaba un papel preponderante, él negaba toda creencia previa y pensaba que la humanidad estaba errada.

Nietzche concluye que todo artista es un imitador de la vida, y, en consecuencia, un artista dionisíaco de la embriaguez (una animal de la naturaleza), o un artista apolíneo del sueño (el humano civilizado).

“¡Glorificación y transfiguración de los medios de horror y de los espantos de la existencia, considerados como remedios de la existencia!. ¡Vida llena de alegría en el desprecio de la vida!. En este nivel de conocimiento no hay más que dos caminos, el del santo y el del artista trágico: ambos tienen en común el que aún poseyendo un conocimiento clarísimo de la nulidad de la existencia, pueden continuar viviendo sin barruntar una fisura en la visión del mundo.”

El filósofo Nietzche estudió la filosofía de la antigua Grecia, y allí encontró la clave para descifrar el mundo que le rodeaba. En mi opinión, es importante su visión: Dionisio (embriaguez) y Apolo (mesura), juntos forman un ser equilibrado donde el uno no existe sin el otro. Esta dualidad es eterna hasta el fin de la humanidad (la noche, el día) y precisamente esos enigmas son los que los artistas representan en sus obras, yo creo, que el artista se inspira cuando está ebrio, y produce cuando está sobrio, es decir, el artista es un santo y a la vez un demonio. Este concepto de demonio o desenfreno humano hizo que Nietzche fuera considerado el “nihilista europeo”en una sociedad cristiana donde la moral jugaba un papel preponderante, él negaba toda creencia previa y pensaba que la humanidad estaba errada.

MARTIN HEIDEGGER

Todo arte tiene su inicio en el pensar que el hombre proyecta sobre los entes para situarlos en el claro del ser. La verdad es la verdad del ser. La belleza no aparece al lado de esta verdad. Se manifiesta cuando la verdad se pone en la obra. La obra de arte (cualquiera que ésta sea) fija en su figura la verdad del ente que el pensamiento del artista ha establecido.
“El pensamiento es el poema original, que precede a toda poesía literaria, y aun el elemento
poético de todo arte.””El artista es el origen de la obra. La obra es el origen del artista. Ninguno puede ser sin el otro. Pero ninguno de los dos soporta tampoco al otro por separado. El artista y la obra son en sí mismos y recíprocamente por medio de un tercero que viene a ser lo primero, aquello de donde el artista y la obra de arte reciben sus nombres: el arte.”
La palabra o bien el arte es un bien para el hombre porque le permite dar testimonio de sí mismo. El hombre, gracias al lenguaje, puede manifestarse como perteneciente a la Tierra. El lenguaje le permite dirigirse a los entes para decir lo que son, le permite instalarlos en el ser, haciendo posible el mundo. El hombre construye y asume su existencia gracias al lenguaje. A partir de la palabra el hombre comienza a ser lo que es y, por ello, con la palabra se produce el advenimiento de la historia. La poesía (en sentido estricto), que rescata esta función originaria del lenguaje, es un acontecimiento histórico (como el invocar a los dioses)
Pero la palabra es también un peligro porque abre la posibilidad de que el hombre se pierda entre los entes mismos, de que los entes le oculten el ser. El hombre puede extraviarse en la curiosidad que lo hace afanarse por obtener información insustancial, que lo lleva a dispersarse por estar al día, y que lo aleja del asombro que es la verdadera fuente del descubrimiento del Ser. La palabra crea apariencias de sí misma que ponen en peligro el genuino decir.

Todo arte tiene su inicio en el pensar que el hombre proyecta sobre los entes para situarlos en el claro del ser. La verdad es la verdad del ser. La belleza no aparece al lado de esta verdad. Se manifiesta cuando la verdad se pone en la obra. La obra de arte (cualquiera que ésta sea) fija en su figura la verdad del ente que el pensamiento del artista ha establecido.

“El pensamiento es el poema original, que precede a toda poesía literaria, y aun el elemento poético de todo arte.””El artista es el origen de la obra. La obra es el origen del artista. Ninguno puede ser sin el otro. Pero ninguno de los dos soporta tampoco al otro por separado. El artista y la obra son en sí mismos y recíprocamente por medio de un tercero que viene a ser lo primero, aquello de donde el artista y la obra de arte reciben sus nombres: el arte.”

La palabra o bien el arte es un bien para el hombre porque le permite dar testimonio de sí mismo. El hombre, gracias al lenguaje, puede manifestarse como perteneciente a la Tierra. El lenguaje le permite dirigirse a los entes para decir lo que son, le permite instalarlos en el ser, haciendo posible el mundo. El hombre construye y asume su existencia gracias al lenguaje. A partir de la palabra el hombre comienza a ser lo que es y, por ello, con la palabra se produce el advenimiento de la historia. La poesía (en sentido estricto), que rescata esta función originaria del lenguaje, es un acontecimiento histórico (como el invocar a los dioses)

Pero la palabra es también un peligro porque abre la posibilidad de que el hombre se pierda entre los entes mismos, de que los entes le oculten el ser. El hombre puede extraviarse en la curiosidad que lo hace afanarse por obtener información insustancial, que lo lleva a dispersarse por estar al día, y que lo aleja del asombro que es la verdadera fuente del descubrimiento del Ser. La palabra crea apariencias de sí misma que ponen en peligro el genuino decir.

JEAN PAUL SARTRE

El arte es la lucha contra el tiempo, es el fluir de las impresiones subjetivas contra el curso de las cosas, es decir, la obra de arte es un irreal. Lo bello es el conjunto de objetos irreales, imaginarios. Lo real nunca es bello.

“El objeto estético es un irreal, la idea, apesar de ser realizada sigue siendo imaginaria. Lo real es el lienzo, la pintura, el cuadro.

“Me interesa mucho esta filosofía del arte de Sartre. Cuando un pintor tiene una idea lo primero que hace es representarla, esbozarla para luego recordarla y que no se desaparezca, que esa idea no se desvanezca, pero estos esbozos que realiza son igualmente imaginarios. Por ejemplo, el artista que ve una mujer muy bella en el parque y se impresiona de sus ojos azules y cabello negro y lo esbelto de su figura. Cuando éste llega a su casa dibuja unas líneas curvas con su lápiz de cera y con pintura celeste marca los ojos, logra su imagen.  El sujeto querría tener a esa mujer a su lado, pero aunque logre un retrato hiperrealista, este va a ser siempre la idea realizada, lo imaginario, entonces, cuando la gente vea el retrato de tal mujer va a sentir y exclamar: ¡Esta es tal mujer!, pero en realidad no lo es, es una percepción de la belleza (irrealidad) de la mujer (real). Aunque esta mujer sea esbelta y guapa, para Sartre nunca va a ser bella, porque ella es real. En mi opinión lo que Sartre quiso decir es que lo natural, lo que no es creado por el hombre no tiene por qué ser sometido a juicio estético, ya que lo real es así y punto. No podemos mejorarlo o cambiarlo, ya es así, sin embargo podemos hacer a esa mujer bella dentro de un juicio estético de la belleza realizando su imagen idealizada. Por eso pienso yo, que a los artistas nos llaman soñadores, al querer mejorar el mundo con  irreales utópicos.”Más bien es objetivación, analogon de la naturaleza, no es lo mismo un rojo, que un rojo lanoso en una alfombra, que es intencionado y no solo el color puesto.”

JEAN PAUL SARTRE II

El existencialismo es un humanismo porque la búsqueda de la libertad depende de la libertad de otros.”El hombre se hace cuando elige su moral frente a otros, es decir, se compromete a ser libre, a ser absoluto.”

“El artista se compromete a hacer un buen cuadro sin valores a priori, después de que el cuadro existe, la moral es igual, el hombre se elige entre la sociedad, la moral existe, luego es un anarquista para el resto, pero es libre así”.

La libertad de cada quien es pura, el arte es libre, puro y cambia eaquemas, porque si yo soy libre y cambio esquemas, todos los demás deberán serlo y hacerlo también, según Sartre. Al hacer esto se es un rebelde ante la sociedad, pero la palabra rebelde me remite a revolución, que es lo que toda sociedad necesita para lograr su desarrollo. No es que ser anarquista sea moralmente bueno, sino que es necesario. Un día un taxista me preguntó que por qué los artistas usamos cabellera larga, barba, arteojos y la vestimenta extravagante o diferente y yo le dije que los artistas somos libres, pero ahora que leo la estética de Sartre, entiendo perfectamente la palabra “anarquía”, sin saberlo, el artista es rebelde cuando busca su propia libertad.

Mitos

Mito de Pandora: Prometeo roba fuego a Zeus y lo da a los hombres.  Este comienza a ser sedentario y se inicia la ciencia agudizando el sentido de observación. Zeus envía a la bella Pandora a seducir a Prometeo con una caja llena de maldiciones. Este no se deja, entonces Pandora seduce a su hermano quien abre la caja y salen las maldiciones excepto la esperanza (que es lo último que se pierde). Mito del nacimiento de Eros:Amor=Filosofía: la obra El Banquete de Platón, donde Sócrates es su maestro cuenta que Diótima de Mantinea le contó a Sócrates que al nacer Afrodita (diosa de la belleza) hija de Zeus, invitaron a los dioses del Olimpo a su natalicio.. PORO(el dios del recurso) se embriaga con néctar de los dioses (ambrosía). PENIA (la pobreza) lo seduce y conciben a EROS (dios del amor y escudero de la belleza–Afrodita–)=EL AMOR ES RICO PERO POBRE=EROS ES PORO PERO A LA VEZ PENIA, el filósofo es como el Amor=Equilibrio=Oscuro a veces, aveces claro, a ratos ama, aratos odia, relación de riqueza y pobreza o sabiduría e ignorancia. EL SABIO SABE QUE SABE Y SABE. EL IGNORANTE NO SABE QUE NO SABE Y CREE SABER. EL FILOSOFO SABE QUE NO SABE PERO QUIERE SABER.